Feugiat nulla facilisis at vero eros et curt accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril.
+ (123) 1800-453-1546
info@example.com

Related Posts

Cómo cuidar la salud mental y emocional de los mayores

El aislamiento provocado por el confinamiento en la pandemia y el miedo al contagio han provocado un incremento de los trastornos del estado de ánimo en muchas personas, pero de manera especial en los mayores, sobre todo si viven solos. En estos momentos es importante mantener el apoyo para que su salud mental y emocional se mantenga siempre en positivo.

La sensación de soledad, la ansiedad o la depresión han podido pasar factura a lo largo de estos meses, pero el progreso de la vacunación nos permite empezar a ver la luz al final del túnel. Aún queda mucho para volver a la ansiada normalidad; no obstante, parece claro que estamos en el principio del fin. Si a esto añadimos que ya estamos en primavera, la situación nos permite albergar una importante dosis de optimismo.

La salud emocional es básica para el bienestar de cualquier persona, pero como ya hemos comentado, en los mayores adquiere una importancia especial en momentos de incertidumbre como los que nos ha traído la COVID-19.

A continuación, proponemos algunas recomendaciones que pueden ser de ayuda para que las personas mayores conserven su salud emocional o recuperen un buen estado de ánimo:

  • Mantener el contacto: si se trata de personas que viven solas, los familiares y allegados deben hablar con ellas continuamente, ya sea por teléfono, videollamada o en persona. A su vez, los propios mayores también deben tratar de contactar con los demás, ya que la interacción social es la mejor arma contra la soledad. En caso de duda, este artículo sobre cómo ayudar a los mayores que viven solos puede ser de utilidad.
  • Conocer el estado de ánimo: preguntarles cómo se sienten, a qué dedican su tiempo, cómo se están adaptando a la situación o qué problemas tienen -entre otros- es la mejor estrategia. Eso permitirá a la familia y amigos conocer mejor su estado de salud tanto físico como emocional y hacerse una idea mejor de sus necesidades, apoyando con más fuerza si se produce algún “bajón”.
  • Organizar rutinas diarias: es preciso mantenerse ocupado con un horario establecido para llevar a cabo las actividades cotidianas, puesto que las rutinas proporcionan una sensación de seguridad y control muy necesaria en situaciones anómalas como esta pandemia.
  • Mantenerse activos: cuidar el cuerpo y la mente es fundamental en cualquier situación. Por tanto, es esencial moverse, practicar ejercicios adaptados al estado de salud individual –en este artículo encontrarás algunos-, así como actividades que estimulen el cerebro, ya sea haciendo puzles o crucigramas, o jugando al ajedrez o al parchís, por ejemplo.
  • Sentirse útiles: enlazando con la recomendación anterior, es muy aconsejable que, en la medida de lo posible, pidamos a los mayores algunos favores que los mantengan activos y les hagan sentirse útiles, algo que ayudará a que su salud emocional no decaiga. Del mismo modo, los mayores también pueden ofrecerse a los demás a prestar ayuda en actividades que puedan realizar. Eso sí, siempre hay que agradecérselo y reconocer su valor.
  • Mantener una dieta sana: tanto para la salud física como para el bienestar emocional es primordial alimentarse de forma saludable. Un bajo estado de ánimo suele contribuir a despreocuparse por la comida, lo cual desembocará en una peor salud física. Además de frutas, verduras y pescado, siempre saludables, hay alimentos que contribuyen a tener más energía y a mejorar el ánimo, como el chocolate negro o los huevos.
  • Evitar el exceso de información: durante el último año hemos asistido a una sobreinformación sobre la situación de la pandemia que muchas veces no ha hecho más que preocuparnos más, y eso sin tener en cuenta la avalancha de bulos y noticias falsas que han aparecido constantemente. Por una parte, es importante estar informado sobre medidas de prevención, por ejemplo; pero es fácil que estar demasiado pendiente de todas las noticias genere miedo y ansiedad. Por lo tanto, conviene buscar cierto equilibrio y confiar solamente en las fuentes de información fiables, algo de lo que ya hablamos en este artículo sobre combatir los bulos sobre salud.

Una buena salud mental y emocional, prioridad para Sanitas

Sanitas Mayores cuenta con un completo programa de rehabilitación enfocado a la mejora física y mental de las personas mayores, entre cuyas propuestas se incluye el soporte emocional, dirigido a quienes han visto afectado su estado de ánimo sea por el motivo que sea. Un equipo formado por distintos profesionales –médicos, psicólogos, terapeutas ocupacionales…- ayuda a estas personas a mejorar y a recuperarse.

Además, Sanitas ofrece estancias temporales para mayores en verano o como respiro familiar, dirigidas a estimularlos a nivel físico, cognitivo y social, con actividades adaptadas de manera individual. Por último, todos los centros cuentan con una amplia oferta de actividades para que los mayores puedan sentirse activos, realizados y con una salud mental y emocional positiva.

Elige la protección de un gran grupo. #EligeSanitasMayores https://www.mayoressanitas.es

Bibliografía

Organización Mundial de la Salud. La salud mental y los adultos mayores

https://www.who.int/es/news-room/fact-sheets/detail/la-salud-mental-y-los-adultos-mayores

Sanitas. Servicios a las familias

https://www.sanitas.es/sanitasresidencial/residencias-mayores/servicios-familiar