Feugiat nulla facilisis at vero eros et curt accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril.
+ (123) 1800-453-1546
info@example.com

Related Posts

prevenir-sindrome-cuidador

Cómo prevenir el síndrome del cuidador

Cuidar de una persona dependiente es una tarea muy exigente que suele acabar pasando factura tanto física como psicológicamente. Es lo que se conoce como síndrome del cuidador.

El estrés, la ansiedad o la depresión son consecuencias habituales, pero no inevitables. La clave reside en que el cuidador aprenda “a cuidar de sí mismo”. Para prevenir el síndrome del cuidador, se pueden seguir consejos como los que exponemos a continuación:

Pedir ayuda cuando se necesite

Precisamente, uno de los grandes errores que cometen los cuidadores es querer hacerlo todo ellos solos, en ocasiones rechazando incluso la ayuda que les ofrecen voluntariamente otros familiares o amigos. No hay que rechazar esos ofrecimientos por sistema, sino aceptarlos. Y si no existe tal ofrecimiento, habrá que pedir ayuda a personas cercanas o contratar a profesionales por horas cuando sea necesario.

Dedicar tiempo a uno mismo

Aunque el cuidador se vea obligado a dedicar muchas horas a la persona dependiente a su cargo, es fundamental que no se olvide de sí mismo. Es necesario sacar tiempo para dedicarlo a sus aficiones y así desconectar de la rutina. Igualmente, no debe dejar de lado sus relaciones sociales o de pareja, seguir en contacto con las amistades, salir a cenar, etc.

Cuidarse

Ya hemos subrayado la importancia que tiene cuidar de uno mismo. Esto implica seguir una dieta sana y equilibrada, practicar ejercicio en la medida de lo posible y, sobre todo, dormir bien, algo esencial para estar en condiciones de cuidar a otra persona.

Conocer la enfermedad

Una de las mejores maneras de ayudar a la persona a la que se cuida es conocer bien la enfermedad que afecta a la persona dependiente, su evolución futura, sus síntomas y los cambios de conducta que genera. Y del mismo modo, también es básico conocer las enfermedades que pueden afectar al propio cuidador, de manera que detecte, por ejemplo, si está cayendo en una depresión o comienza a estar “quemado”, situaciones en las que debe consultar a su médico. Es necesario entender nuestro propio cuerpo y aprender a parar y tomar un respiro si uno se siente cansado y desanimado por las tareas que comporta ser cuidador.

Ser positivo

Aunque la labor sea ardua, no significa que no sea gratificante en algunos momentos. El cuidador debe saber valorar el trabajo que realiza como es debido y seguro que hay momentos en los que se sienta satisfecho.

Saber relajarse

Aprender técnicas de relajación puede ser de gran ayuda. Muchas veces es necesario parar y descansar para seguir.

Consultar con un profesional

Ante cualquier duda, no olvidemos que tenemos a nuestra disposición profesionales –médicos, psicólogos, enfermeras, etc.- que podrán orientarnos a prevenir el síndrome del cuidador.

Bibliografía

Cuidar bien

https://www.cuidarbien.es/te-ensenamos/consejos/

Fundación Pasqual Maragall. Síndrome del cuidador: qué es y cómo prevenirlo

https://blog.fpmaragall.org/sindrome-del-cuidador-que-es-y-como-prevenirlo

Sin comentarios
Escribir un comentario
Nombre
E-mail
Website