Feugiat nulla facilisis at vero eros et curt accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril.
+ (123) 1800-453-1546
info@example.com

Related Posts

Cómo prevenir las varices en personas mayores

Las varices son venas superficiales que se han dilatado y que obstaculizan el retorno de la sangre al corazón. Aunque pueden producirse en diferentes partes del cuerpo, son más frecuentes en las piernas.

Las varices en personas mayores son un problema bastante habitual que, además, se agrava con el calor del verano. Y no se trata solo de un problema estético, ya que en algunos casos se ven acompañadas de inflamación, dolor y sensación de pesadez en las piernas.

No obstante, hasta cierto punto se puede prevenir su aparición o, al menos, aliviar los síntomas con medidas como las que proponemos a continuación:

  • Practicar ejercicio: La actividad física mejora la circulación y, por tanto, ayuda a evitar la formación de varices en mayores. Caminar, nadar o pasear en bicicleta son actividades muy beneficiosas, lo mismo que realizar ejercicios en casa que impliquen mover las piernas.
  • Seguir una dieta sana: Uno de los trastornos asociados a las varices suele ser el estreñimiento, por lo que comer sano con abundante fibra (cereales integrales, frutas, verduras, legumbres, etc.) es fundamental.
  • Reducir el exceso de peso: Las varices son más frecuentes en personas con sobrepeso u obesidad. Por eso conviene eliminar los kilos de más.
  • Evitar el sedentarismo: Para prevenir la aparición de varices en mayores es importante no estar demasiado tiempo sentados –sobre todo con las piernas cruzadas o colgando- ni demasiado tiempo de pie. Poner las piernas en alto, por ejemplo al dormir, ayuda a mejorar la circulación.
  • Usar calzado cómodo: Lo mejor es que sea amplio para que la sangre circule mejor y que el tacón tenga entre 3 y 5 centímetros de alto.
  • Evitar la ropa ajustada: Lo mismo que hemos dicho del calzado puede aplicarse a la ropa, ya que algunas prendas impiden la adecuada circulación sanguínea.
  • Utilizar medias compresivas: En ciertos casos es recomendable llevar medias de compresión progresiva para aliviar síntomas como la pesadez en las piernas y la inflamación. Incluso en verano.
  • Tener en cuenta la temperatura: El calor favorece la dilatación de las venas y la aparición de varices. Por lo tanto, hay que evitar salir en las horas de calor intenso, exponer demasiado las piernas al sol, los baños en agua muy caliente o las saunas. Del mismo modo, el frío excesivo tampoco es bueno. Aunque al principio provoca una contracción de las venas, después la dilatación es mayor.
  • Masajear las piernas: Los masajes diarios desde los tobillos hasta los muslos, con las piernas levantadas, son una práctica muy positiva para mejorar la circulación.
  • Ducharse con agua fría y caliente: Es beneficioso alternar la temperatura del agua de la ducha, dirigiéndola a las piernas.
  • Hidratarse: Si la piel está debilitada y reseca, algo bastante frecuente en personas mayores, es esencial la higiene diaria con agua y jabón, así como el empleo de productos hidratantes.
  • Evitar el alcohol y el tabaco: Es una buena recomendación para todo el mundo. También para mayores con problemas de varices, ya que tanto fumar como beber es perjudicial para la circulación sanguínea.

Bibliografía

Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y Sangre de Estados Unidos. Varices.

https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/espanol/varices

Manual MSD para público general. Varices.

https://www.msdmanuals.com/es-es/hogar/trastornos-del-coraz%C3%B3n-y-los-vasos-sangu%C3%ADneos/trastornos-venosos/varices

Sanitas. Cómo evitar las varices

https://www.sanitas.es/sanitas/seguros/es/particulares/biblioteca-de-salud/prevencion-salud/prepro_080035.html

Sin comentarios
Escribir un comentario
Nombre
E-mail
Website