Feugiat nulla facilisis at vero eros et curt accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril.
+ (123) 1800-453-1546
info@example.com

Related Posts

hidratacion-monografico

Consejos para mantener una buena hidratación en personas mayores

Las personas mayores tienen una menor capacidad para detectar la sed. Esta es una de las principales razones por las que necesitan estar bien hidratadas, sobre todo en épocas de calor como los meses estivales, y así que el organismo –riñones, articulaciones, memoria, etc.- funcione adecuadamente.

Debemos recordar que el 75% de nuestro organismo está formado por agua, pero ese porcentaje disminuye a medida que envejecemos hasta situarse en torno al 55 o el 60% cuando nos hacemos mayores.

No obstante, las necesidades de hidratación de los mayores son similares a las del resto de personas de cualquier edad, entre 1,5 y 2 litros de líquidos al día. En este sentido, es necesario ayudarles a que conviertan la hidratación en una costumbre.

Consejos para una buena hidratación del mayor

1. Tipo de agua y bebidas

  • El agua debe ser sin gas para evitar las flatulencias, excepto que el médico haya aconsejado lo contrario.
  • De mineralización débil, para evitar desequilibrios y descompensaciones de enfermedades como hipertensión o insuficiencia cardíaca
  • Evitar beber agua demasiado fría.
  • Se puede tomar también leche, zumos, caldos, gazpacho o infusiones. Se recomienda evitar el consumo del alcohol, ya que provoca deshidratación. Las bebidas con sabores como limón o lima pueden resultar útiles para mayores que tienen problemas para tragar.   
  • En verano se recomienda comer alimentos ricos en agua, como verduras frescas y frutas, como pepino, lechuga, apio, fresas, sandía o melón.

2. Frecuencia de ingesta de agua

  • La ingesta de líquido debe llevarse a cabo gradualmente a lo largo del día, y menos en las últimas horas del día para evitar que tengan que levantarse para ir al baño por la noche.
  • Conviene que las personas mayores dispongan de agua a su alcance en todo momento. Esto les recordará la necesidad de beber, aunque no tengan sed y evitará que tengan que levantarse o desplazarse.

3. Agua y comidas

  • En cada comida se debe beber un vaso de agua para favorecer la ingestión de alimentos sólidos.
  • Entre las comidas hay que tomar al menos de 4 a 6 vasos de agua fraccionados, preferiblemente a pequeños sorbos.

Bibliografía:

Sociedad Española de Geriatría y Gerontología. Hidratación y salud en los mayores.

https://www.segg.es/download.asp?file=media/descargas/Gu%EDa%20de%20hidrataci%F3n%20y%20salud%20en%20los%20mayores.pdf

Sin comentarios
Escribir un comentario
Nombre
E-mail
Website