Feugiat nulla facilisis at vero eros et curt accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril.
+ (123) 1800-453-1546
info@example.com

Related Posts

Cuáles son las diferencias entre demencia y Alzheimer

Demencia y Alzheimer son dos términos con los que estamos cada vez más familiarizados, si bien mucha gente no tiene totalmente claro qué significan en realidad. En este post trataremos de explicar cuáles son las diferencias principales entre ambos términos.

La demencia, realmente, no es una enfermedad concreta. Se refiere más bien a un amplio abanico de síntomas que son el resultado del deterioro de las funciones de nuestro cerebro. Las personas con demencia tienen alteradas las capacidades para recordar, pensar o tomar decisiones. Esto, unido a alteraciones del estado de ánimo y de la conducta, les impide llevar a cabo sus actividades cotidianas de manera independiente. Se calcula que una de cada diez personas mayores de 65 años está afectada por algún tipo de demencia.

¿Qué entendemos por demencia?

Porque lo cierto es que existen diferentes tipos de demencia y, de hecho, la enfermedad de Alzheimer es uno de ellos, pero no el único. Eso sí, se trata del tipo más frecuente, hasta el punto de que alrededor de seis de cada diez casos de demencia corresponden a la enfermedad de Alzheimer.

Tras el Alzheimer, el segundo tipo más frecuente es la demencia vascular, que está ocasionada por del daño cerebral que produce una disminución del riego sanguíneo en el cerebro. Por ejemplo, es la que afecta a algunas personas que han sufrido un ictus, término médico para lo que se conoce popularmente como embolia o derrame cerebral. Estas personas pueden desarrollar problemas con el razonamiento, la planificación, el juicio, la memoria y otros procesos mentales.

Otros tipos son la demencia por cuerpos de Lewy o la demencia frontotemporal, además de los causados por consumo de drogas, alcoholismo, infecciones o tumores. Cada variedad tiene sus propias características y, según la causa y las zonas cerebrales afectadas, predominarán unos u otros síntomas y la evolución será diferente.

Por tanto, lo que hay que tener claro es que el Alzheimer es un tipo de demencia, pero no todas las demencias son producto del Alzheimer.

¿Qué es la enfermedad de Alzheimer?

En el caso del Alzheimer, hablamos de una enfermedad neurológica cuya causa todavía se desconoce. Se sabe que el cerebro de los afectados presenta algunas características -placas de amiloide y ovillos neurofibrilares- que dan lugar a su mal funcionamiento.

Se trata de una enfermedad progresiva que suele comenzar a manifestarse con la pérdida de memoria respecto a hechos recientes. Con el paso del tiempo irán apareciendo otros problemas que afecten al lenguaje, la orientación, el razonamiento o el reconocimiento visual. En este contexto, aconsejamos leer los posts anteriores sobre cómo ayudar a nuestros mayores que se encuentran en la fase leve o moderada de la enfermedad.

Con los años han ido apareciendo medicamentos que se emplean para tratar algunos síntomas del Alzheimer y que buscan, en la medida de lo posible, que su progresión sea más lenta. Hoy por hoy no existen fármacos que lo curen ni que lo reviertan, aunque miles de investigadores trabajan sin descanso con ese objetivo. Confiamos en que lo consigan cuanto antes.

Elige la protección de un gran grupo. #EligeSanitasMayores https://www.mayoressanitas.es

Bibliografía

Fundación Pasqual Maragall. Hablemos del Alzheimer

https://blog.fpmaragall.org/

Fundación del Cerebro. Impacto social de la enfermedad de Alzheimer y otras demencias. Actualización 2017

http://www.fundaciondelcerebro.es/docs/IS_EA_y_otras_demencias.pdf

Alzheimer’s Association. ¿Qué es la demencia?

https://www.alz.org/alzheimer-demencia/que-es-la-demencia