Feugiat nulla facilisis at vero eros et curt accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril.
+ (123) 1800-453-1546
info@example.com

Related Posts

Estimulación multisensorial o Snoezelen en el Centro Residencial Loramendi

El Centro Residencial Loramendi dispone de una Sala Snoezelen que está preparada para proporcionar a los mayores experiencias sensoriales a través de sonidos, interacciones táctiles, olores, sensaciones de luz, gusto y, además, cuenta con elementos que les ayudan a estimular más sentidos a la vez.

A través de esta Sala se trabaja la estimulación multisensorial o Snoezelen para ayudar a los mayores a conectar con la realidad que les rodea. El objetivo principal es favorecer una sensación de bienestar a través de la estimulación sensorial: con sonidos, luces, colores, olores y experiencias táctiles. Así, los profesionales del centro ayudan a los residentes a relacionarse con lo que les rodea y a ser conscientes de su propio cuerpo y de su ser. Toda la información entra al cerebro por inputs sensoriales, llegando al sistema límbico y éste activando esquemas cerebrales más complejos.

La estimulación multisensorial o Snoezelen es un tipo de terapia que se utiliza con personas que tienen una o varias capacidades disminuidas, con afectaciones a nivel neurológico, y personas mayores con deficiencias cognitivas severas y demencias.

Cómo se trabaja la estimulación multisensorial

A veces los profesionales trabajan exclusivamente sobre un sentido y en otras sobre varios a la vez. Dependiendo de cada caso, se usan estímulos más intensos o se busca más la relajación y tranquilidad. También en ocasiones las sesiones son guiadas y en otras son los propios mayores quienes utilizan ellos mismos los objetos y aparatos según su voluntad y el profesional que les asiste permanece observando sin tomar protagonismo.

Los principales objetivos que se promueven con la terapia de estimulación multisensorial son:

  • Relajación.
  • Desarrollo de la confianza en uno mismo.
  • Autocontrol.
  • Incentivar la exploración y capacidades creativas.
  • Establecer una buena comunicación.
  • Proporcionar sensación de bienestar y ocio.
  • Promover la capacidad de elección.
  • Aumentar el tiempo de atención y concentración.
  • Reducir cambios y alteraciones conductuales: Aunque de momento son escasos los estudios, sí que los hay bastante recientes, e indican que este método resulta útil en personas con enfermedades mentales, dolor crónico, en personas con discapacidad intelectual y en personas mayores con deterioro cognitivo.

En el caso de las personas mayores con deterioro cognitivo o demencias como el Alzheimer, se pueden conseguir los siguientes beneficios:

  • Mejora de la conducta y el humor.
  • Disminución de la apatía.
  • Atenuación de las alteraciones conductuales.
  • Disminución de la ansiedad.
  • Mejora del equilibrio en personas con demencia (Van Weert y cols., 2005) (Patrick, G. Andretta, 2008), (Klages y cols., 2011).

Los profesionales que guían las sesiones de estimulación multisensorial del Centro Residencial Loramendi han encontrado que este tipo de intervención resulta altamente gratificante para las personas participantes, por el clima que se genera en las mismas, convirtiéndose en un espacio de relajación y estimulación efectivo.