Feugiat nulla facilisis at vero eros et curt accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril.
+ (123) 1800-453-1546
info@example.com

Related Posts

disfagia-mayores

Problemas de deglución

Los trastornos de la deglución se engloban en lo que se conoce como disfagia, definida como la dificultad para tragar adecuadamente los alimentos sólidos o líquidos.

Aunque puede presentarse a cualquier edad, se trata de un problema más frecuente en personas mayores que afecta aproximadamente al 25% de los mayores de 70 años.

Independientemente de la edad, la disfagia se asocia a distintos trastornos. La Sociedad Española de Gerontología y Geriatría estima que tienen problemas de deglución una elevada proporción de las personas que han experimentado un ictus y que están afectadas por el Parkinson, el Alzheimer o han tenido un cáncer de cabeza o cuello.

En las personas mayores la disfagia puede comportar diversos efectos. Por ejemplo, la dependencia de otras personas a la hora de comer, la malnutrición y la deshidratación, así como riesgos relacionados con la presencia de sólidos o líquidos en las vías respiratorias, lo cual puede dar lugar a infecciones, neumonía aspirativa y atragantamientos que pueden provocar la muerte por asfixia.

 

Señales

Por lo tanto, es muy importante detectar, cuanto antes, las dificultades para la deglución, estando alerta a señales como las siguientes:

– La persona come más despacio y tiene dificultad para masticar.

– Se le cae la saliva con frecuencia.

– Necesita varios intentos para tragar una pequeña cantidad de alimento.

– Tiene sofocos mientras come.

– Presenta restos de comida tras haber tragado.

– Rechaza alimentos que antes comía sin problemas y beber agua u otros líquidos.

– Tose y se atraganta con más frecuencia.

– Pierde peso.

– Tiene infecciones respiratorias repetidamente.

– Deja de asistir a comidas con más gente.

Tratamiento

Si detectamos que una persona mayor presenta este tipo de problemas se debe acudir al médico, quien decidirá si es necesario consultar con un especialista.

El tratamiento de la disfagia se basa fundamentalmente en la rehabilitación a cargo del logopeda, con el objetivo esencial de que la persona pueda comer y evitar la aspiración.  También es importante el papel del nutricionista para controlar el estado nutricional de la persona y valorar la modificación de las texturas de los alimentos, y de otros especialistas –neurólogo, otorrinolaringólogo, etc.- encargados de tratar posibles patologías que se encuentren en el origen de la disfagia.

 

Bibliografia:

Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERSO). Guía de nutrición de personas con disfagia. 2017.http://www.imserso.es/interpresent3/groups/imserso/documents/binario/402017002_guia_nutricion_perso.pdf

Sociedad Española de Geriatría y Gerontología. Capítulo sobre Disfagia. Tratado de Geriatría para Residentes. 2006.https://www.segg.es/download.asp?file=/tratadogeriatria/PDF/S35-05%2053_III.pdf

Sin comentarios
Escribir un comentario
Nombre
E-mail
Website