Feugiat nulla facilisis at vero eros et curt accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril.
+ (123) 1800-453-1546
info@example.com

Related Posts

fase leve del alzheimer

Síntomas de la fase leve del Alzheimer

Bastantes estudios científicos han demostrado que la enfermedad de Alzheimer se inicia en el cerebro años antes de que se manifiesten sus síntomas. Algunos problemas comienzan siendo muy leves y son difíciles de percibir tanto por la persona afectada como por aquellas que la rodean.

Aunque no hay dos personas iguales, existe una evolución típica que se divide en lo que se conocen como fases sucesivas, en función de los síntomas característicos: fase leve, fase moderada y fase severa. Tras un periodo en el que se manifiestan los primeros indicios del deterioro cognitivo, se entra en la fase leve del Alzheimer.

Esta fase leve implica ya un diagnóstico de demencia y se asocia a un deterioro cognitivo moderado, con síntomas evidentes. No obstante, la mayor parte de las personas en esta fase leve del Alzheimer pueden mantener todavía una vida independiente, aunque algunas limitaciones comiencen a ser evidentes. Es un periodo que dura entre uno y tres años, dependiendo de cada persona, y presenta los siguientes síntomas:

Memoria

Olvidarse de cosas es algo característico, aunque en esta fase leve del Alzheimer los olvidos no afectan de manera importante a la vida de la persona. Por un lado, se ve afectada lo que se conoce como memoria episódica, referida a la capacidad para almacenar y recuperar información sobre eventos concretos de nuestra vida, enmarcados en un tiempo y un lugar. Por ejemplo, olvidarse de una cita con el médico, de quién estuvo en la última comida familiar o de la última vez que le visitó un hijo.

Lenguaje

Por otro lado, también se ve afectada la llamada memoria semántica, más relacionada con el lenguaje y con los conocimientos generales. Es el caso de no recordar el nombre de alguien famoso que uno ve en televisión u olvidar el del autor de El Quijote.

Comportamiento

La capacidad para organizar actividades cotidianas relativamente complejas se ve empeorada. Por ejemplo, para gestionar la economía doméstica, planificar un viaje u organizar una celebración familiar.

Alteraciones emocionales

Aunque no se sabe bien si la depresión anticipa el Alzheimer o es una consecuencia de este, muchos estudios han comprobado que ambas enfermedades van acompañadas con frecuencia.

Así, la persona en esta fase no suele tener problemas de orientación, de manera que conoce cuál es el día de la semana y en qué lugar se encuentra. Del mismo modo, reconoce sin problemas a las personas allegadas.

Bibliografía: 

Las fases del Alzheimer. Fundación Pasqual Maragall https://blog.fpmaragall.org/las-fases-de-la-enfermedad-de-alzheimer

Confederación Española de Alzheimer (CEAFA) www.ceafa.es

Fundación del Cerebro http://www.fundaciondelcerebro.es

Escribir un comentario
Nombre
E-mail
Website