Feugiat nulla facilisis at vero eros et curt accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril.
+ (123) 1800-453-1546
info@example.com

Related Posts

cuidado-sin-sujeciones

Un cuidado sin sujeciones para un envejecimiento digno

Una proporción considerable de personas mayores que viven en residencias -una de cada diez, aproximadamente- suelen estar inmovilizadas a diario con sujeciones físicas. Generalmente se trata de personas con demencia y la idea de utilizar estas sujeciones es con fines preventivos, para evitar caídas, lesiones y otras situaciones de riesgo.

No obstante, se ha comprobado que el uso continuado de estas sujeciones afecta negativamente a la calidad de vida y a la dignidad de la persona. De ahí que exista desde hace unos años una tendencia dirigida a eliminar tales sujeciones, como el programa “Desatar” de la Confederación Española de Organizaciones de Mayores o el proyecto “Por una residencia libre de sujeciones” de Sanitas, cuyos centros han ido implantando progresivamente, hasta el punto de que en la actualidad más el 99% de mayores atendidos en ellos están libres de sujeciones.

Estudios sobre sujeciones en centros de mayores

Estudios llevados a cabo sobre el tema, como el realizado por la Fundación María Wolff y Sanitas, concluyen que las sujeciones físicas pueden ser eliminadas casi por completo con niveles razonables de seguridad.

En este estudio se observó que al eliminar las sujeciones se produjo un pequeño incremento de las caídas, pero disminuyeron las caídas con consecuencias graves, como fracturas. Por otra parte, al no estar inmovilizadas, las personas ganaron masa muscular –lo cual también significa estar más fuerte y menor riesgo de caerse- y manifestaron tener menos dolor y menos molestias. A su vez, todo ello dio lugar a que se sintieran más tranquilas y contentas

Formación y adaptación del entorno

Pero eliminar las sujeciones no se puede hacer de cualquier manera. Por un lado, es necesario formar a los profesionales que atienden a los mayores. Por ejemplo, Sanitas Mayores ha impartido más de 60.000 horas de formación sobre el tema a 7.395 profesionales que trabajan en sus centros.

Por otro, es preciso adaptar el entorno para prevenir las caídas, tanto en residencias como en el propio hogar. En este sentido, vale la pena recordar algunos consejos:

– Es necesario que los espacios sean amplios y sin muebles o cables que obstaculicen el paso.

– Es imprescindible una buena iluminación.

– Las barandillas son esenciales en escaleras y en el baño.

– El suelo debe ser de material antideslizante. En caso de tener alfombra, debe estar bien fijada al suelo para que no se arrugue al pisar. En el baño y en el borde de los escalones también se debe poner material antideslizante.

– Usar calzado cómodo y que no resbale.

En conclusión, existe una apuesta decidida por evitar que las personas mayores con demencia tengan que estar inmovilizadas con sujeciones, una apuesta por su bienestar tanto físico como mental y, claramente, una apuesta por la dignidad, tanto de las personas mayores como de quienes cuidan de ellos.

Bibliografía:

Reducción de Sujeciones Físicas en Residencias: un Informe de Maria Wolff y Sanitas

Confederación Española de Organizaciones de Mayores. Registro de “Centros libres de sujeciones”

Sin comentarios
Escribir un comentario
Nombre
E-mail
Website